El Reto del Agua
10 noviembre, 2017

Gestión ambiental vs Resultados en Colombia (Tratamiento de Aguas Residuales)

Nuestro Blog


Gestión ambiental vs Resultados en Colombia (Tratamiento de Aguas Residuales)

 

    El tratamiento de aguas residuales en Colombia si bien está en auge, por la cantidad de mega proyectos con los que cuenta el país, por ejemplo: PTAR Salitre en Bogotá, PTAR Cañaveralejo en Cali o PTAR San Fernando en Medellín solo representa entre el 9 – 10% del agua residual que se genera en el país, convirtiéndose en una cifra alarmante, dado que, las fuentes receptoras del vertimiento en muchas ocasiones son las mismas fuentes de captación para potabilización de agua.

     

    Si bien es cierto que se vienen estructurando proyectos de ampliación encaminados al saneamiento de ríos de gran magnitud e importancia como lo son el Rio Bogotá y Rio Medellín, con los Proyectos PTAR Canoas y PTAR Bello respectivamente, es necesario sanear también las pequeñas fuentes de primer nivel (pequeños ríos, quebradas, etc.) las cuales actualmente reciben aguas de pequeños municipios, veredas, corregimientos, etc.

     

    La situación actual de Bogotá por ejemplo, con su única PTAR operando a la fecha que es la PTAR Salitre, la cual cuenta con capacidad instalada para tratar 4m³/seg. Que es el equivalente a los vertimientos de 2´200.000 Habitantes (usando como base de cálculo una dotación de 150L/hab-día). Dicho esto y sabiendo que en Bogotá hay unos 7´500.000 Habitantes significa que tan solo se está tratando el 30% del agua que se genera en Bogotá por vertimientos de tipo doméstico, es decir sin contar los vertimientos industriales.

     

    Este 30% de cobertura tiene un componente adicional y es que solo representa poco más del 50% del caudal real del Rio Salitre o Juan Amarillo y por esto en Febrero de 2015 se aprobó el proyecto de ampliación de la PTAR Salitre al doble de su capacidad (8m³/seg) y con tratamiento secundario para aumentar la eficiencia de remoción en carga orgánica disuelta (DBO), en comparación con el tratamiento actual que solo es primario químicamente asistido.

     

    El rio Juan amarillo o Salitre y sus interceptores recogen las aguas provenientes del norte de la ciudad, es decir que actualmente está pendiente por tratamiento las aguas que son descargadas a los ríos Fucha y Tunjuelito que son los otros dos principales afluentes del Rio Bogotá en el distrito capital, para atender esta necesidad se está desarrollando hace unos años el proyecto PTAR Canoas el cual tendrá una inversión del orden de 1400 millones de dólares y tendrá capacidad de procesar 18m³/seg.

     

    Saliendo de la Capital y pasando a una Ciudad más pequeña Medellín no muestra un panorama más alentador, al menos no en el presente inmediato, dado que, actualmente cuentan con la PTAR San Fernando en Operación la cual trata 1.8m³/seg . Que es el equivalente a 1´050.000 habitantes, es decir que solo trata el 50% sabiendo que la población de Medellín es del orden de 2´500.000 habitantes y esto sin contar que la PTAR de San Fernando recibe también efluentes provenientes del área Metropolitana de Medellín, específicamente atiende los municipios de Itagüí, Envigado y Sabaneta, bajando considerablemente este 50% mencionado.

     

    Al igual que en Bogotá, en Medellín se adelanta la construcción de otra mega obra para el tratamiento de las aguas residuales del Norte de Medellín y el municipio de Bello en la PTAR Bello que contara con capacidad de 5m³/seg y un tratamiento secundario o biológico garantizando remociones superiores al 85% en términos de DBO o carga orgánica disuelta, contribuyendo así al saneamiento o descontaminación del Rio Medellín.

     

    Teniendo este panorama de 2 de las ciudades principales de Colombia es evidente que los que trabajamos en tratamiento de aguas tenemos un reto muy grande por contribuir a la descontaminación de nuestras fuentes hídricas, concientizar a las personas de la importancia del uso racional de este recurso y la importancia de empezar a trabajar en el sector industrial con proyectos de reúso de agua, los cuales el gobierno Nacional y entidades ambientales deberían establecer una serie de incentivos tributarios como los otorgados en la última norma de vertimientos Res. 631 de 2015 en la cual se dan beneficios por hacer reconversión de tecnologías a unas más limpias.

     
    Bibliografía

    http://twenergy.com/co/a/el-tratamiento-de-aguas-residuales-en-colombia-1142
    30/07/2013 Por: Observatorio Ambiental de Bogotá (OAB) – Ivonne M. Zapata Rojas
    Secretaria distrital de Planeación, Viviendas, hogares y personas por estrato.
    Publicación El espectador, 9 de Febrero de 2015, por redacción Bogotá.
    http://historico.unperiodico.unal.edu.co/ediciones/115/11.html
    EPM – Programa de Saneamiento del Rio Medellin
    Perfil demográfico Medellín, Dane 2015

     
    Autor
    Andrés Contreras
    Gerente de O&M

    Editor
    Margarita María Aguilar Perez
    Coordinadora de Mercadeo